jueves, 11 de abril de 2019

ORIENTACIONES GENERALES A LA HORA DE BUSCAR UN CRIADOR




Ante el interés de numerosas personas  preguntando sobre criadores o sitios de confianza donde comprar un Shiba inu, creemos importante disponer de una serie de orientaciones generales de lectura recomendada.
Nuestro perro va a pasar cerca de 15 años a nuestro lado y por ello merece la pena dedicar un tiempo a informarnos sobre el lugar en el que vamos a adquirirlo. Aquí detallaremos algunas pautas básicas a tener en cuenta a la hora de decidirnos.

Infórmate sobre la raza y sé consciente de sus necesidades: De igual forma que insistimos en una cría responsable, abogamos por una tenencia responsable. Un perro es un ser vivo que precisa de atenciones y sacrificios: necesita ejercitarse, relacionarse, ser tratado cuando necesite cuidados veterinarios, ser correctamente cuidado cuando envejezca, etc.
Además el Shiba inu es una raza con un temperamento especial. Todos los que tenemos uno los adoramos, pero no dejan de tener un carácter un tanto peculiar que puede no agradar a quien lo compra meramente por su aspecto de pequeño zorro. Insistimos en leer y conocer bien la raza y al perro como ser vivo antes de lanzarse a la aventura de incorporar un nuevo miembro a la familia.
Descarta criaderos multiraza y tiendas:    Hay algunos criadores responsables que con el paso del tiempo se han ido interesando en otras razas, pero normalmente esto surge de forma natural, como una pasión, con esta apreciación queremos diferenciar al criador pasional que decide añadir alguna raza más a las que inicialmente dedicó su atención de las  granjas en las que tienen una pareja de cada raza o que te ofrecen los cachorros por encargo y disponen de cachorros todos los días del año.
 Un criador responsable estudia la raza en profundidad y trata de conservarla y mejorarla. Estos centros de cría no aportan nada a la raza, se limitan a repetir los mismos cruces una y otra vez, con el único objetivo de vender.
Piensa que cuantas más razas ofrezcan, menos conocen sus particularidades y lo más probable es que sean meros intermediarios de perros importados de fábricas de cachorros, criados en pésimas condiciones tales como madres sobreexplotadas que no conocen otra vida que parir una y otra vez en una jaula e hijos que son separados muy tempranamente de su madre. Todo ello deriva en cachorros que llegan a nuestro país con problemas inmunológicos y de socialización, con cartillas falsificadas porque no tienen la edad mínima para viajar (muchos suelen morir en el trayecto), sin ningún tipo de selección, sea por tipicidad, carácter y, por supuesto, con una garantía inexistente ante problemas de salud.

Ten en cuenta también que comprar en estos establecimientos contribuye a que esta cruel         industria siga adelante.
Los anuncios que plagan las páginas de anuncios de Internet tampoco suelen ser muy fiables. Normalmente se trata de timos o, de nuevo, de tiendas y granjas de cachorros. No te fíes de anuncios que utilizan frases como “excelente morfología y genética”, “máxima seriedad” o “somos criadores y ofrecemos garantía de por vida”. Es extremadamente raro que un criador realmente serio y responsable se publicite en páginas de anuncios.
Afortunadamente , en la actualidad en España existe un Club de raza que vela por todo lo expuesto y del que forman parte todos aquellos criadores que han aceptado un reglamento de crianza y un código ético que es fundamental para poder preservar y trabajar en la mejora del Shiba en nuestro país.
Normalmente seremos nosotros los que acudimos a ellos para que nos coloquen en su lista de espera.

Conoce al criador y, si es posible, sus instalaciones y reproductores personalmente antes de reservar tu cachorro:      En un criadero es muy importante la higiene, el espacio del que disfrutan los perros y las condiciones en las que estos se encuentran. Y obviamente, al estar hablando de una raza, debemos prestar atención a la tipicidad de los ejemplares. Infórmate sobre cómo funciona el criador, cómo elige sus cruces, qué aporta a la raza y cómo cría y socializa a sus cachorros.
El criador debe facilitarte información sobre sus reproductores y su forma de trabajar sin problemas. Si se niegan a enseñarte sus instalaciones o a los padres, sencillamente dirígete a otro que te lo muestre sin ningún inconveniente
Aunque ningún cachorro está absolutamente libre de sufrir a lo largo de su vida alguna enfermedad o dolencia puntual, será absolutamente importante saber que el criador responsable  realiza algunas pruebas de salud, tanto morfológicas (placa de cadera, de codo, reconocimiento de luxación de rótula...) como genéticas ( Gangliosidiosis, Mielopatía degenerativa, test de ADN, etc )  En general, es importante saber si el criador se preocupa por la salud de la raza y cría con ejemplares sanos y equilibrados.
A un criador le cuesta mucho esfuerzo tanto económico como en tiempo llegar a  introducir líneas de sangre con toda la tipicidad propia de la raza. Una buena línea de sangre es la base de un buen criador, pues influirá directamente en la salud, la belleza y el carácter de sus cachorros. Esto, entre otros factores, justifica el precio de un cachorro de un criador serio.
Un factor que es síntoma de malas prácticas en la cría es la constante repetición de cruces consanguíneos (entre padre e hija, hermanos, etc.). La excesiva consanguinidad deriva en un acervo genético pobre, lo que se traduce en una alta probabilidad de problemas de salud.
 Las sociedades caninas nacionales y sobre todo la FCI (Federación Cinológica Internacional) recomiendan  evitar este tipo de cruces en sus estrategias para la cría.
Documentación:       Es necesario que el criador, en el momento de entrega del cachorro (con al menos dos meses e identificado con microchip), te facilite la cartilla veterinaria  con las vacunas correspondientes a su edad y el pasaporte europeo. Un criador responsable te ofrecerá también su asesoramiento de por vida del cachorro. Una tienda o granja los trata como simple mercancía y una vez salen de su establecimiento “no son su problema”.
Además de la documentación detallada el criador inscribirá los cachorros en el LOE para certificar el pedigrí de los mismos en la Real Sociedad Canina de España.
Muchas personas no conocen la importancia del pedigrí. Esto es el árbol genealógico de nuestro perro, el registro de sus antepasados que asegura su pureza como raza. También nos habla del trabajo del criador.
Por último, habla con particulares:            Ten en  cuenta que siempre habrá buenas y malas experiencias, pero deben de primar las buenas para que un criador sea recomendable. Por lo tanto si por las propias redes sociales o bien en tu barrio, localidad encuentras a algún shiba y hablas con sus propietarios te podrán indicar origen del mismo y referencias llegado el caso que se trate de un shiba adquirido en un criador responsable.